viernes, 7 de agosto de 2009

Los pterosaurios tenían algo similar a los pelos en sus alas

Según un nuevo estudio, los pterosaurios tenían una membrana en sus alas que contenía un patrón de fibras no visto en ningún animal vivo, que les permitiría tener un mejor control del vuelo.

pterosaurio Las alas de los pterosaurios se cree que eran membranosas, similares a las de un murciélago. No con plumas como las de las aves. Ahora el estudio de un fósil chino muy completo, ha permitido notar que en la membrana había unas fibras que habrían hecho más sencillo realizar ajustes sutiles en la membrana del ala cuando estaban volando, obteniendo así una capacidad de vuelo mejor.

El fósil chino está muy bien preservado, y en él se han podido identificar fibras parecidas a pelos pero muy diferentes a las del pelo de los mamíferos modernos. Ya se habían identificado fibras antes en los pterosaurios, pero se creía que eren producto del decaimiento del tejido.

Pero el fósil chino tiene estas fibras por todo el cuerpo y en las alas. Esto sugiere, que las fibras eran una cubierta que podría haber ayudado a controlar la temperatura corporal, según dijo Alexander Kellner, paleontólogo brasileño del Museo Nacional de Río de Janeiro, coautor del estudio.

El fósil en cuestión, un Jeholopterus ninchengensis, fue descubierto en Mongolia en 2000. Tiene unos 135 millones de años. Tenía un cráneo ancho con pequeños dientes, lo que sugiere que sería insectívoro.

Los autores creen que vivían gran parte de su vida en árboles, ya que tienen unas garras cubiertas por unas vainas de cuerno. No era un pterosaurio de esos inmensos de la imaginación popular, sino que apenas medía unos 30 centímetros de alto, y sus alas tendrían una envergadura de 90 centímetros.

Keller y colegas utilizaron luz ultravioleta sobra las alas del fósil, y descubrieron que la membrana que las recubre tiene al menos tres capas de fibras similares a los pelos que se entrecruzan. No saben a ciencia cierta qué eran ni de qué estaban hechas esas fibras, pero es un descubrimiento que traerá mucho debate sobre cómo eran los pterosaurios.

Fuente: NationalGeographic

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes identificarte incluso si no eres usuario, no quedes como anónimo :)