lunes, 3 de diciembre de 2012

Dinosaurios emplumados gigantes

Siempre se creyó que cuanto más grande, mejor, si eres un vegetariano, ya que un tracto digestivo más largo permitía maximizar la nutrición que podían extraer de las fibras vegetales, de bajas calorías. Razón por la cual la selección natural favoreció el incremento en el tamaño corporal en grupos de animales que abandonaron la carne, como sucedió en algunos dinosaurios del grupo de los terópodos, que son mayoritariamente carnívoros. Son grupos que tenían pico y eran emplumados. Es difícil imaginar a una gallina gigante, pero existieron, ... Leer + →

Artículos recomendados

martes, 2 de octubre de 2012

Dinosaurios voladores

Es muy común el relacionar a los famosos pterosaurios con los dinosaurios. Eran reptiles, solían ser enormes, vivieron y se extinguieron en la misma época, pero no eran dinosaurios voladores. Fueron los primeros vertebrados en conquistar el aire, y estaban emparentados con los dinosaurios, al tener ancestros comunes, pero no pertenecen al mismo grupo ya que los dinos se caracterizaban por una postura erguida única. Si bien la gran mayoría de los dinosaurios, como grandes reptiles, se extinguieron, no todos desaparecieron, ya que un grupo terminó evolucionando en las aves, que sí vuelan. Pero las aves ya no son consideradas dinosaurios, ya que evolucionaron hasta ser un grupo especial, y distintivo. Así que, ¿en la época de los dinosaurios existían dinos voladores?
La respuesta aqui en SinapSit
-

¿Dinosaurios voladores?

-

Artículos relacionados


 

jueves, 31 de mayo de 2012

Aves evolucionaron tras drástico cambio en el desarrollo

Artículo publicado en SinapSit:

Aves evolucionaron tras drástico cambio en el desarrollo

image Es sabido que las aves actuales son las descendientes de los dinosaurios, pero un nuevo estudio, publicado en Nature, demuestra que la evolución de las aves es el resultado de un cambio drástico en el período de maduración de los dinosaurios. En la actualidad, las aves llegan a la madurez sexual muy rápido, comparado con sus antepasados los dinos, con especies que lo logran en apenas doce semanas. Arkhat Abzhanov, profesor de Harvard y co autor del estudio, dice que lo más interesante de este descubrimiento es que muestra a la evolución como un fenómeno del desarrollo. Al cambiar el ... Leer + →

jueves, 26 de abril de 2012

Extraña criatura marina desconcierta a paleontólogos

Los invito a seguirme en mi nuevo blog de ciencia en general, SinapSit, les dejo una muestra de una de las últimas notas publicadas :)

Extraña criatura marina desconcierta a paleontólogos

Los memoriosos del cine de terror y ciencia ficción recordarán la película The Blob (1988) o El terror no tiene forma, en la que una inmensa masa gelatinosa devoraba víctima tras víctima. Ahora, científicos de la Universidad de Cincinnati, Estados Unidos, habrían descubierto una criatura de hace 450 millones de años que bien podría ser The Blob.

http://www.sinapsit.com/monstruo-marino-desconcierta-a-paleontlogos/

martes, 20 de diciembre de 2011

Dinosaurio que murió en posición de ave

Alina Membibre - Prensa y Comunicación

Hoy en día, la mayor parte de la comunidad científica no duda en considerar a las aves vivientes como los descendientes directos de los dinosaurios que habitaron nuestro planeta desde aproximadamente los 225 millones de años antes del presente hasta hace unos 65 millones de años, cuando un gran meteorito impactó sobre la tierra.

image

Dicho impacto generó enormes nubes de polvo y elementos candentes, los cuales cubrieron el cielo impidiendo la llegada de luz solar a la superficie del planeta. Esta noche eterna, que duró aparentemente varios miles de años logró extinguir a gran parte de las plantas terrestres, y junto con ellas los dinosaurios. Sin embargo, un pequeño grupo de estos reptiles logró sobrevivir a aquel impacto meteórico. Este grupo de dinosaurios diminutos son hoy en día conocidos comúnmente con el nombre de aves.

A pesar de existir abundante evidencia acerca de la similitud en los rasgos del esqueleto entre las aves y los dinosaurios, poco se conoce acerca del comportamiento y modo de vida de estos últimos, sin embargos los pocos datos que se conocen nos indican que muchos dinosaurios tenían un comportamiento semejante al de los pájaros actuales. Al igual que las aves actuales, muchos dinosaurios empollaban a sus crías y las cuidaban con devoción hasta que pudieran valerse por si mismas, tal como lo hacen diversas aves actuales.

Un equipo de investigadores de la Fundación Azara, la Universidad Maimónides, el Museo Argentino de Ciencias Naturales y el Museo de los Dinosaurios de Brasil hicieron recientemente un descubrimiento que permite conocer algo más de las costumbres de los dinosaurios. Estos investigadores estudiaron un esqueleto de un pequeño dinosaurio de la especie Guaibasaurus candelariensis, de una antigüedad de unos 215 millones de años antes del presente. Este dinosaurio, que no superaría los 2 metros de longitud se encuentra entre los más antiguos y primitivos que se conocen. Sin embargo, la importancia de su hallazgo no radica en los rasgos de su esqueleto, sino en la excelente preservación del material extraído.

En efecto, el ejemplar de Guaibasaurus fue hallado en cuclillas, con las manos plegadas alrededor del cuerpo, y con el cuello plegado hacia atrás. Esta posición de descanso es una característica única de los animales de sangre caliente, que hoy en día solo se encuentra en las aves y algunos mamíferos vivientes. Las aves modernas adquieren dicha postura con la finalidad de retener el calor de su cuerpo durante las frías noches, en contraposición con los animales de sangre fría como las lagartijas y cocodrilos. Es así, que el Guaibasaurus, al igual que las aves actuales se acuclillaría y plegaría las manos alrededor de su cuerpo con la finalidad de retener el preciado calor durante la noche.

Para Federico Agnolín, de la Fundación Azara: “Este hallazgo presenta una importancia doble: no solo nos indica que los dinosaurios dormían de la misma manera en que lo hacen las aves vivientes, sino también constituye una prueba más que demuestra que desde su origen los dinosaurios habrían sido animales de sangre caliente, muy activos y de comportamiento semejante a las aves y en contraposición con los lentos reptiles de sangre fría como los cocodrilos y las tortugas”.

www.fundacionazara.org.ar

jueves, 3 de noviembre de 2011

Descubren pequeño mamífero de 100 millones de años en Argentina

Por Sebastián A. Ríos | LA NACION

El parecido es asombroso, y sin embargo quienes crearon al personaje de Scrat -esa suerte de ardilla de prominentes colmillos que deambula en busca de una bellota en la película La era del hielo- no tenían ni noticias de la existencia del Cronopio dentiacutus, un pequeño mamífero que vivió a la sombra de los dinosaurios en lo que es hoy la Patagonia argentina, y cuya descripción acaba de publicar la revista Nature.

Con unos 10 a 15 centímetros de largo, ojos grandes, aparentemente adaptados para una visión nocturna, y un delgado hocico armado con prominentes caninos, el cronopio no sólo viene a demostrar que la biología puede ser mucho más creativa que los guionistas de Hollywood.

"Rompe con un hiato de casi 60 millones años, entre 130 y 65 millones de años atrás, de los que no se conocía nada sobre los mamíferos en América del Sur", dijo a LA NACION el paleontólogo Guillermo Rougier, que analizó los restos fósiles del cronopio desenterrados en el yacimiento paleontológico de La Buitrera, cerca del embalse de El Chocón, en Río Negro.

Este investigador argentino, actualmente en la Universidad de Louisville, Estados Unidos, es el autor principal de la descripción del cronopio, que lleva ese nombre como "un pequeño homenaje a Julio Cortázar, que me ha influenciado durante toda mi vida. Este fósil nos sorprendió mucho por su caracteres peculiares y decidimos darle el nombre de los cronopios, esos seres extraños y afables que van desde esferas verdes y pegajosas a seres semihumanos".

El hallazgo de los dos cráneos fósiles desenterrados en La Buitrera que permitieron describir al cronopio -el primer mamífero de comienzos del cretácico tardío hallado en América del Sur- es singular desde donde se lo mire. "Nuestro conocimiento de los dos primeros tercios de la evolución de los mamíferos es terriblemente incompleto. Considerando la pobreza del registro fósil, cualquier descubrimiento de un cráneo razonablemente bien preservado de un mamífero del mesozoico es un evento paleontológico muy importante", escribió Christian de Muizon, investigador del Museo de Historia Natural de París, en un artículo publicado en Nature que acompaña al que describe el hallazgo.

"El Cronopio dentiacutus fue hallado en rocas sedimentarias argentinas de comienzo del cretácico tardío (de alrededor de 100 millones de años de antigüedad), una época de la que no se conocía previamente ningún mamífero en América del Sur."

Para Muizon, el hallazgo confirma que en el momento de mayor esplendor de los dinosaurios la presencia de los mamíferos estaba muy extendida en el sur del globo, y que incluso sus formas corporales estaban muy diversificadas.

¿Cuáles son los indicios que soportan esa idea? "Ciertamente los caninos, lo más destacado y sorprendente de este animal, son proporcionalmente enormes, pero el cronopio tiene otras características especiales que indican que se trata de un grupo altamente especializado", respondió Rougier. El cronopio perteneció a los drioléstidos, un extinto grupo de mamíferos emparentados con los marsupiales y mamíferos con placenta modernos.

Esa alta especialización de sus formas corporales sugiere "que este animalito pertenece a un grupo que evolucionó en forma aislada en América del Sur durante mucho tiempo, pues la geografía de los continentes del cretácico nos dice que América del Sur estaba aislada de América del Norte y de Europa".

Aunque restan muchas cuestiones por resolver -como la finalidad de los desproporcionados caninos en un animal que, según el resto de la dentadura, se alimentaba de insectos-, lo cierto es que el hallazgo del cronopio es un avance importante en el fragmentario y escaso conocimiento de la evolución de los mamíferos en América del Sur.

NOTICIAS QUE LLEGAN DESDE LA PREHISTORIA
En su edición de hoy, Nature publica otros dos trabajos que iluminan tiempos lejanos del planeta Tierra. El análisis de dos dientes y trozos de mandíbulas encontrados en Gran Bretaña y en Italia, en 1927 y 1964, respectivamente, mostró que pertenecieron a los primeros Homo sapiens que poblaron el continente europeo, entre 41.000 y 45.000 años atrás. El hallazgo confirma que los humanos modernos se superpusieron durante unos cinco milenios con los neandertales. Otro estudio indica que la expansión de los humanos durante el Paleolítico Superior causó la extinción de dos grandes mamíferos, el bisonte estepario y el tarpán (un caballo salvaje).