viernes, 15 de mayo de 2009

Cementerio de dinosaurios sugieren festín alimenticio

Hace 73 millones de años se realizó un festín alimenticio en Alberta, Canadá, cuando dinosaurios raptores se comieron a un bebé de dinosaurio herbívoro.

El descubrimiento fue cerca de Grande Prairie, a unos 450 kilómetros de Edmonton, Canadá. Dos paleontólogos dieron con un lugar de nidos, y descubrieron los restos de un recién nacido de saurópodo y el diente de un depredador.

fauna de Grande Prairie

Los investigadores descubrieron que el diente perteneció a un Troodon, un dinosaurio de unos dos metros de largo.

“Esto establece que los dinosaurios tenían nidos en estas latitudes tan altas”, dijo Tetsuto Miyashita, paleontólogo de la Universidad de Alberta. “También muestra por primera vez un número significativo de troodones en el área que estaban cazando dinosaurios empolladores”.

Miyashita y Frederico Fanti, paleontólogo italiano, estudiaron el yacimiento durante dos años y llegaron a la conclusión de que se trataría de un enlace entre las especies de dinosaurios que existieron más al norte y más al sur.

“Antes no existían yacimientos con amplia variedad de dinosaurios y otros animales extintos entre Alaska y el sur de Alberta”, dijo Myiashita. Los restos descubiertos incluyen dinosaurios saurópodos de todo tipo, otros reptiles y fósiles de peces.

Según Myiashita al haber una amplia variedad de dinosaurios en un área, se crean nuevas interacciones ecológicas como por ejemplo la competición por la comida y la depredación, y eso puede llevar a la evolución de nuevas especies.

Fuente: Livescience

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes identificarte incluso si no eres usuario, no quedes como anónimo :)