lunes, 3 de mayo de 2010

Mamut tenía sangre anticongelante

Mamut tenía sangre anticongelante - El Universal - Ciencia

Miles de años después, los científicos descubrieron el secreto de los mamuts para sobrevivir a las bajas temperaturas: su sangre era anticongelante. A esta conclusión llegó una investigación encabezada por especialistas de Australia y Canadá, quienes "resucitaron" una proteína de la sangre del animal lanudo.

Encontraron que los mamuts poseían una adaptación genética que permitía a su hemoglobina liberar oxígeno incluso a muy bajas temperaturas, una capacidad, señala el estudio publicado en la revista Nature Genetic, que normalmente se ve inhibida cuando el frío rebasa los cero grados.

Según dan cuenta varios sitios en internet especializados en Ciencia, las secuencias de ADN fueron convertidas a ARN (una molécula similar al ADN que es clave en la producción de proteínas) e insertadas en una bacteria de E. coli. Este microorganismo produjo la proteína del mamut.

"Con estas moléculas de hemoglobina resultantes, fue como si hubiéramos regresado en el tiempo para tomar muestras de sangre de un mamut real", señaló el profesor Kevin Campbell, de la Universidad de Manitoba, Canadá, uno de los autores del estudio.

"Fue extraordinario haber podido revivir una compleja proteína de una especie extinta y descubrir cambios importantes que no se ven en ninguna especie viva", manifestó el profesor Alan Cooper, director del Centro Australiano de ADN Antiguo de la Universidad de Adelaida, quien dirigió la investigación.

De acuerdo con el estudio, la adaptación genética de la hemoglobina tuvo que haber sido crucial para estos animales peludos, ya pues les permitió explotar nuevos ambientes y más fríos durante el periodo Pleistoceno.

"Pensamos que, al viajar hacia el norte, el mamut tuvo que haberse adaptado rápidamente a las condiciones más frías y para eso tenía que haber cambiado su hemoglobina", explicó a la BBC el profesor Cooper.

"Porque, como pasa con todos los mamíferos, al enfriarse la hemoglobina se vuelve pegajosa y no puede liberar oxígeno tan fácilmente. Así es como ocurren trastornos como el congelamiento de tejidos y la gangrena que sufren los montañistas", agregó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes identificarte incluso si no eres usuario, no quedes como anónimo :)