jueves, 12 de noviembre de 2009

Dinosaurios de sangre caliente

En un principio de la historia del estudio de los dinosaurios, se los relacionó enseguida con los lagartos, y por ende, se asumió que habrían tenido sangre fría como ellos. Así se lo creyó durante décadas, pero ahora hay bastante consenso entre los paleontólogos a favor de que algunos dinosaurios podrían haber tenido sangre caliente como los mamíferos y las aves.

image Según estudios recientes esta adaptación de los dinosaurios podría explicar su extraordinario éxito durante millones de años.

La sangre fría implica que la temperatura interna del animal sube y baja de acuerdo a la temperatura ambiente, mientras que la sangre caliente lo que logra es que el cuerpo de ese ser vivo tenga una temperatura constante, sin importar cuanto calor o frío hace afuera.

Las aves tienen sangre caliente, y como sabemos todo parece indicar que son descendientes de los dinosaurios. Esto sólo ya hace sospechar que los dinosaurios pueden haber tenido sangre caliente, pero también hay otras sospechas, como por ejemplo dinosaurios que vivían en zonas gélidas.

Si hubiesen sido de sangre caliente, se podría esperar que fuesen más atléticos que un lagarto, que suelen ser lentos. Pero una contra que siempre se le vio a esta hipótesis es que los animales de sangre caliente necesitan mucha más comida que los de sangre fría, ya que hay que mantener con mucho combustible el metabolismo alto de la sangre caliente.

Gracias a los diversos estudios que hay sobre dinosaurios, se conoce a la perfección el largo de sus piernas, de sus caderas, que tan largo podría ser su paso, y si podían correr, etc. Con sólo estudiar estas características se puede predecir el costo energético de caminar y correr para un dinosaurio dado.

Si se ve a un dinosaurio con piernas largas, adaptadas para correr, y que necesita quemar mucha energía para correr o caminar, entonces es seguro que ese dino era de sangre caliente, ya que el metabolismo de un animal con sangre fría no podría soportar la quema de tanta energía.

Luego de estudiar diversas especies de dinosaurios, investigadores de la Universidad de Washington, Estados Unidos, resolvieron que lo más probable es que fuesen todos de sangre caliente. Esto se infiere por sus requerimientos energéticos durante una caminata o una corrida, que serían muy altos para que los pudieses generar un animal de sangre fría.

Algunos de los dinosaurios estudiados son de los más antiguos, lo que permite inferir que la sangre caliente podría haber sido una condición de todos los dinosaurios.

Fuente: Livescience

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes identificarte incluso si no eres usuario, no quedes como anónimo :)