miércoles, 7 de octubre de 2009

Descubren la huella de dinosaurio más grande de Europa

 

De: El Mundo (con video allí)

Unas espectaculares huellas de dinosaurio que fueron descubiertas la pasada primavera por una pareja de aficionados en el departamento de Ain, en el este de Francia, son las más grandes que se han encontrado hasta ahora en Europa, y posiblemente las mayores del mundo.

El tamaño de estas huellas del municipio de Plagne dans l'Ain es "colosal", según los paleontólogos del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS, por sus siglas en francés) que han analizado el hallazgo. Su diámetro total alcanza hasta dos metros, lo que corresponde a animales con un peso de entre 30 y 40 toneladas.

Hace 150 millones de años, esta zona estuvo habitada por numerosos saurópodos, que eran cuadrúpedos herbívoros de cuello y cola largos, primos de los diplodocus. La calidad y el tamaño de las huellas y la longitud del camino que trazan convierten este lugar en uno de los más importantes de Europa para los estudiosos de los dinosaurios.

"El tamaño de las huellas es enorme", asegura Pierre Hantzpergue, un paleontólogo de la Universidad de Lyon que ha verificado el hallazgo. "Este descubrimiento es realmente nuevo. Se han encontrado huellas muy grandes en EEUU, pero no creo que sean tan grandes como éstas".

El otro aspecto importante del hallazgo es su dimensión geográfica. Los investigadores han comprobado que las huellas se extienden a lo largo de decenas, e incluso cientos, de metros.

"Estas distancias son muy grandes", explica Hantzpergue. "En el pasado hemos visto huellas a lo largo de 50 metros en Francia, 100 metros en Suiza y el récord, de 150 metros, está en Portugal. Aquí, en Plagne, nos quedan muchas hectáreas por explorar, pero sin duda vamos a encontrar una extensión superior a 150 metros, así que creemos que será la más grande del mundo".

La región ya es conocida por sus hallazgos paleontológicos, pero resulta llamativo que posiblemente su descubrimiento más espectacular lo haya logrado una pareja de aficionados. Marie-Helene Marcaud, una maestra escolar, y Patrice Landry, un geólogo, encontraron las huellas el pasado 5 de abril durante una excursión de naturalistas aficionados.

De inmediato, al darse cuenta de que habían encontrado algo importante, se pusieron en contacto con los paleontólogos del CNRS para que confirmaran el descubrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes identificarte incluso si no eres usuario, no quedes como anónimo :)